EPISODIO 15

 

¿Qué es un Project Manager? ¿Qué papel desempeña en la cadena de trabajo de una agencia? ¿Cuáles son las competencias que debe tener? Gabriela Lucero, PM de una agencia de traducción, responde a todas estas preguntas y muchas otras.

Gabriela es traductora pública graduada de la UBA en 2014 y su primer contacto en el mundo de la traducción fue como PM en una agencia de traducción. Desde entonces, trabaja como PM y traductora freelance especializada en el área legal y contable. Gracias a su trabajo como PM, Gabriela ha adquirido muchas habilidades relacionadas con la gestión, la planificación y la comunicación. Estas herramientas son de mucha utilidad para los traductores freelance, ya que cuando trabajan con clientes directos no solo deben traducir el material que se les solicita, sino que también deben gestionar los proyectos ellos mismos.

No obstante, muchas personas opinan que el rol del PM es el peor en la cadena de trabajo de las agencias. Para ella, en cambio, es como cualquier otro trabajo: si la empresa está buena y el equipo de trabajo es bueno, la experiencia de trabajo en el día a día es amena.

Las tareas que realiza el PM varían de empresa a empresa, ya que algunas distinguen entre el AM (Account Manager) y el PM, y otras no. En general, el PM es el enlace con el traductor. Se encarga de recibir el pedido del cliente y buscar al equipo de trabajo (traductor, editor, revisor) que se adecue a las características de ese proyecto teniendo en cuenta el par de idiomas, especialidad, plazos, etc. El AM, en cambio, es quien trata con el cliente, negocia las tarifas, la fecha de entrega, el formato del archivo final, etc.

Un PM debe saber trabajar en equipo y ser organizado. Además, debe saber trabajar bajo presión, ya que muchas veces los plazos de entrega son acotados. El PM maneja muchos proyectos al mismo tiempo (todos en una etapa distinta), habla con todas las personas que participan en esos proyectos y debe tener la capacidad de prever los problemas que pueden surgir para resolverlos rápidamente.

Para Gabriela, es muy importante la comunicación con el traductor. Cómo realizar las tareas y cómo resolver problemas se puede aprender sobre la marcha, pero saber cómo relacionarse con los traductores es algo completamente diferente. Es fundamental que exista un ida y vuelta, que el PM esté para el traductor y el traductor esté para el PM. A veces, el ritmo de trabajo es acelerado y responder prontamente a las consultas del PM puede marcar la diferencia. Se debe apuntar a generar una relación de confianza y apoyo mutuo.

Por último, Gabriela les recomienda a quienes estén considerando un puesto como PM que ni lo duden. Se aprende muchísimo estando del otro lado y los conocimientos que se adquieren aportan mucho a la faceta de traductor freelance.

ENCONTRANOS EN LAS REDES SOCIALES

CONTACTO

enpantuflas.podcast@gmail.com