EPISODIO 22

 

Podría decirse, a simple vista, que las mujeres somos mayoría en esta industria. Sin embargo, basta con mirar quiénes ocupan los cargos de mayor jerarquía en las empresas para ver que allí no somos mayoría. En el episodio de hoy, hablamos con Virginia Minhondo, miembro de Women in Localization.

Virginia es traductora pública nacional de inglés graduada de la UNC. Su espíritu curioso la llevó a residir dos veces en EE. UU.: una vez como estudiante de intercambio y otra para explorar la profesión dentro de una corporación como pasante. Estas experiencias y el amor que siente por la profesión la motivaron a volver a Argentina y crear su propia empresa de traducción con una colega. Actualmente, es Chapter Manager del capítulo de Argentina de Women in Localization, una organización sin fines de lucro cuyo propósito es dar un espacio para que las mujeres que se desenvuelven en la industria de la traducción y localización puedan apoyarse, capacitarse, brindarse las herramientas para crecer y desarrollarse en sus carreras.

Women in Localization nació hace alrededor de 10 años. Tres mujeres que trabajan para empresas de desarrollo de software en San Francisco empezaron a notar desigualdad de oportunidades con respecto a sus colegas varones para acceder a puestos corporativos de alto nivel. Comenzaron a reunirse y darse apoyo, y la iniciativa tuvo un gran impacto. Las reuniones fueron teniendo cada vez más relevancia y finalmente se constituyó la organización. Actualmente, Women in Localization es una organización global que tiene presencia en 12 países, cuenta con 16 capítulos y son más de 3000 los miembros que la integran.

En Argentina, se creó un capítulo el año pasado. Tanto hombres como mujeres pueden registrarse como miembros y participar en la organización. La condición es estar involucrado de alguna manera con la industria de la traducción y localización. Virginia participa en Women in Localization como voluntaria junto con muchos otros colaboradores. Si bien se trata de una organización global, en cada capítulo se trabaja para que las reuniones de capacitación, mentoreo o networking sean presenciales. Cabe destacar que al ser una organización sin fines de lucro, los eventos se organizan gracias a la colaboración y el patrocinio de instituciones. Toda persona o institución que quiera unirse a estos esfuerzos solo debe contactarse con la organización.

Pero, ¿por qué Women in Localization? Virginia nos cuenta que en un principio, el término se usaba mucho en la industria del software para referirse al proceso de traducción de software. El término “localizar” podría definirse como “adaptar un texto a un lenguaje, una cultura o un uso específico”. Su significado cobró aún más importancia con el paso del tiempo, ya que las empresas empezaron a darse cuenta de cuán importante era que su producto estuviera en el idioma de destino. Se comenzó a traducir más y se empezó a ver que culturalmente había que hacer adaptaciones porque el software contenía colores, imágenes o procesos que no eran los apropiados para el lugar donde se iba a usar. No obstante, en la actualidad “traducción” y “localización” podrían ser casi sinónimos.

En lo que respecta al futuro de la industria, Virginia es optimista. Está convencida de que “la industria de la traducción o de la localización no tiene fin”. Vivimos en un mundo globalizado e hiperconectado donde se genera contenido en masa y constantemente. La traducción es una industria que está en sus años de juventud y aún le queda muchísimo por desarrollarse y crecer. Los avances tecnológicos no han hecho más que ayudarnos a realizar nuestra labor, pero hay que tener una actitud positiva y mucha flexibilidad para adaptarse y reinventarse.

ENCONTRANOS EN LAS REDES SOCIALES

CONTACTO

enpantuflas.podcast@gmail.com