EPISODIO 37

 

Todos los traductores soñamos con marcar puntos en un mapa y pasarnos la vida viajando de un país a otro, conociendo personas, lugares y culturas distintas a la propia. Sin embargo, llevar esto de la fantasía a la realidad no es algo que muchos hagan realmente. A menudo, las responsabilidades y los vínculos afectivos hacen que esta idea pase a segundo plano. En el episodio de hoy, hablamos con Elisa Orellana Huhn, quien durante los últimos cuatro años ha recorrido alrededor de 20 países trabajando como traductora de forma remota.

Elisa es traductora y revisora de inglés y español, especializada en turismo y hospitalidad. Cursó sus estudios en la Universidad Autónoma de Madrid y empezó su carrera profesional revisando traducciones en Blizzard Entertainment. En 2014, decidió dar el paso y hacerse autónoma. La “crisis de los 30” la llevó a cortarse el pelo, teñirse de rosado y armar las valijas para irse a vivir a California. Ya instalada en los EE. UU., conoció a su actual pareja y descubrió que ambos compartían el mismo sueño de recorrer el mundo.

Juntos han visitado países del sureste Asiático (Tailandia, Camboya, Vietnam, Singapur), Europa (Francia, Alemania, Polonia, Inglaterra) y Oriente Medio (Israel, Turquía). En su caso, la “rutina” consiste en trabajar algunas horas durante el día y luego salir a recorrer. De más está decir que instalar una oficina en una cafetería, un hostal o la camioneta en la que viaja supone algunos retos. Mantener la concentración en estos lugares puede tornarse difícil y en ocasiones la falta de conexión a Internet puede ser un gran problema, sobre todo si la traducción debe hacerse en plataformas en línea. Si hay algo que caracteriza a Elisa, es su capacidad para adaptarse y superar estos obstáculos. Ante un caso como este último, el paquete de datos de su teléfono celular es su mejor aliado.

A lo largo de su carrera, Elisa ha ido consiguiendo clientes directos y ha establecido muy buenas relaciones con agencias de traducción, en su mayoría de España. Estas relaciones duraderas la han ayudado a mantener un flujo constante de trabajo a pesar de estar viajando continuamente y moverse en distintas zonas horarias. Sin dudas, esto genera algunas dificultades, pero también tiene ciertas ventajas. Al tener más de 8 horas de diferencia con España, cuando los PM de las agencias reciben encargos de traducción a última hora para el día siguiente, saben que pueden contar con ella.

Su especialización en turismo surgió de su propia experiencia. A Elisa le gusta mucho viajar y siempre se siente en el rol de turista. Para cada uno de sus viajes, investiga mucho en Internet sobre los países, las culturas, los sitios de interés en cada ciudad, etc. y, por lo tanto, ha adquirido muchísimos conocimientos que puede aportar al sector. Lo que más le gusta de traducir material turístico es que cada vez que recibe un texto sobre un lugar que visitó recuerda su experiencia allí y los momentos que ha vivido.

ENCONTRANOS EN LAS REDES SOCIALES

CONTACTO

enpantuflas.podcast@gmail.com