EPISODIO 117 – El idioma del manga y el anime

Marc dice que siempre le llamó la atención Japón y no sabe ni por qué. Claro que la popularidad del manga y el anime tuvieron bastante que ver con su fascinación hacia esa cultura. O será que en otra vida fue japonés, asegura. ¡Quién sabe! Lo cierto es que iba a ser geólogo y a último momento se decidió por la traducción y acá lo tenemos.

Marc Bernabé es traductor e intérprete del japonés dedicado a la traducción de manga y anime, campo en el que cuenta con un bagaje de cientos de volúmenes y episodios traducidos desde el año 2000.

El japonés es un idioma tan diferente del español que hasta nos cuesta visualizar cómo debe ser enfrentarse a un cómic o una pieza audiovisual en ese idioma. Empecemos por el hecho de que se escribe al revés que nuestro idioma, de derecha a izquierda y de arriba hacia abajo, algo que para nuestras cabecitas de lenguas occidentales es absolutamente desconcertante. Marc lo compara con un rompecabezas, que uno tiene que desarmar en una lengua y rearmar en otra. Cuenta también que además el japonés es mucho más compacto que el español, otro gran desafío al momento de traducir.

¿Cuál es la diferencia entre manga y anime? Manga son los cómics, y anime, los dibujos animados (para TV o cine) que suelen estar basados en un manga, por eso a veces se confunden unos con otros. Marc es un fan total del manga, tiene una biblioteca llena, y además nos cuenta que en Japón todos leen manga y por eso hay manga para diferentes públicos. ¡Hasta para la tercera edad! Y es lógico, si creciste toda tu vida leyendo cómics, ¿por qué no seguir haciéndolo en todas las etapas de tu vida?

En cuanto a la interpretación, confiesa que no es lo que más le gusta y solo lo hace para temas o eventos relacionados con sus especialidades, por ejemplo, en una convención de manga o para algo relacionado con el anime. La mejor parte de todo esto son las excentricidades que se ven en una convención de fanáticos.

Marc además fundó su propia empresa de traducciones y desde hace cinco años cuenta con un centro cultural japonés donde se hacen varias actividades, entre las que se incluyen el dictado de clases de este idioma. Como es de esperarse, la mayoría de las personas que se acercan a estudiar japonés tienen interés en el manga y el anime y por eso quieren ahondar en la cultura de Japón.

Como traductor, Marc lleva traducidos más de 1000 tomos de manga, entre los que se encuentran obras tan icónicas como Shin Chan y Doraemon. Además, ha sido galardonado con los premios Expomanga (2010, 2011, 2012, 2013), ENETI (2015) y Héroes Cómic Con Madrid (2017 y 2018). Sobre este último nos cuenta que es el único premio para un traductor de cómics en España, y que la elección depende del público. Confiesa que le encanta haberlo ganado, pero hay otro premio que se da en Francia que cuenta con un jurado de traductores, y Marc siente que estaría buenísimo tener la oportunidad de que su trabajo sea valorado por colegas.

En su faceta como autor, su primer libro fue Japonés en viñetas, un curso de japonés a través del manga. El libro sigue reimprimiéndose desde hace 20 años y hay gente que se acerca a Marc para contarle que empezó a estudiar japonés con su libro, lo cual lo llena de orgullo. Entre otros títulos, se destaca su papel en la adaptación española de la serie de libros Kanji para recordar, así como las obras Rumbo a Japón (de 2005, pero próximamente tendrá su actualización); Japón – Manga, traducción y vivencias de un apasionado del país del sol naciente (2018); Corea del Norte – Puerta abierta al país más enigmático del mundo (2019) y 501 mangas que leer en español (2019), que escribió junto con junto a Oriol Estrada y que es una especie de guía de lectura, con recomendaciones y referencias cruzadas.