EPISODIO 121 – El rol de Vendor Manager

Cuando enviás tu CV a una empresa de traducción, del otro lado lo recibe la persona que ocupa el puesto de Vendor Manager, como se conoce en el gremio. Para indagar un poco más sobre este rol, invitamos a charlar con nosotras a Carmen Cisneros.

Carmen estudió Traducción e Interpretación en la Universidad Jaime I en Castellón, España. Al terminar sus estudios hizo las prácticas en Xerox Gran Bretaña y trabajó en Xerox Hungría como coordinadora de proyectos de traducción durante 3 años. Más tarde, volvió a Inglaterra a trabajar como coordinadora de proveedores en otra compañía, y actualmente, supervisa la gestión de proveedores en una empresa de traducciones. Ahora ya cuenta con más de 6 años de experiencia en la industria de la traducción, especializándose en la interacción entre traductores autónomos y agencias de traducción.

En su día a día, Carmen trabaja como intermediaria entre la empresa y sus traductores, y crea nuevas relaciones con proveedores de todas partes del mundo. Lo que más le gusta de su trabajo es la gestión de la base de datos de todos los proveedores de servicios (traducción, interpretación, voiceover, etc.), que debe mantener siempre actualizada con todos los datos importantes de los profesionales (desde lo obvio, como cuenta bancaria y datos personales, hasta sus áreas de especialización o servicios que ofrece, tarifas, etc.). También se ocupa de la creación de estrategias de contratación, la negociación con proveedores, y la mejora de los procesos obsoletos.

Como encargada de “recruitment”, se ocupa de buscar a profesionales de acuerdo con las necesidades que le informen los PM (gestores de proyectos) o incluso la gente de Ventas, si es que hay un cliente nuevo y se necesitan profesionales con determinado perfil.

En su tiempo libre escribe artículos relacionados con la industria y administra el grupo de LinkedIn Translation Vendor Management que creó para facilitar un canal de comunicación con otras personas dedicadas a este rol, pero también pueden participar traductores independientes y gestores de proyectos. A ella le gusta compartir ideas propias, artículos que encuentra interesantes, ofertas de trabajo, y todo lo que ayude a acortar la distancia entre traductores y agencias. “Bridge the gap” dice que es su objetivo, porque sabe que a menudo hay cierto desconocimiento que provoca desconfianza o malentendidos.

Carmen incluso ofrece su ayuda en LinkedIn a quienes quieran enviar su CV para recibir un feedback sobre cómo mejorarlo, así que obviamente le preguntamos qué consejos tiene para armar un buen currículum. Es decir, un CV que contenga la información que importa y que busca quien lo recibe. Ella recalca que no le importa tanto el diseño sino la información clave: qué es lo que podés aportar concretamente. Frases como “tengo las mejores tarifas” o “cumplo con los plazos de entrega” son muy vagas y no dicen nada de vos como proveedor de servicios. Lo que sí importa es en qué áreas tenés experiencia, o qué temas te interesan, qué es lo que estudiaste, qué cursos tomaste, si tenés una certificación como la de la ATA, por ejemplo, y hasta un deporte o hobbie que practiques.

La pregunta del millón es “¿qué pongo si no tengo experiencia? Lo que te interesa, lo que hiciste durante tu carrera, cualquier trabajo de voluntariado que hayas hecho, todos los cursos de capacitación o charlas a las que hayas asistido, incluso cualquier otro trabajo que hayas tenido.

Así fue como entramos al tema de las pruebas de traducción. Carmen dice que, aunque ella cree que no son extremadamente necesarias, sí son importantes para la empresa porque de momento es la mejor forma que tienen para evaluar a un potencial proveedor con quien van a hacer negocios, por lo cual no solo se evalúa la traducción, sino también otros aspectos como el trato, el cumplimiento de fechas de entrega e instrucciones, y hasta aspectos de personalidad que podrían indicar la compatibilidad (o falta de) con la empresa.

En cuanto a consejos de negociación, podríamos decir que Carmen recomienda ser flexibles a la hora de negociar, pero siempre teniendo en claro qué es lo que queremos para que no nos ganen la pulseada por dudar.

Les compartimos aquí un artículo para que puedan dar con su grupo en LinkedIn y aprovechar la información valiosa que se comparte ahí:

https://www.linkedin.com/pulse/time-update-your-cv-guide-freelance-translators-carmen-cisneros/