EPISODIO 44 – Intérprete por formación y vocación

Las formas en que cada persona descubre lo que le gusta hacer o encuentra la profesión que le apasiona son muy variadas. Podría decirse que, en ocasiones, uno encuentra la profesión y, en otras, la profesión lo encuentra a uno. Darinka Mangino, nuestra invitada de hoy, es intérprete por formación y vocación.

Ella tiene un máster en Interpreting Training de la Faculty of Translation and Interpreting de la FIT en Ginebra, un posgrado en Lingüística Forense de la Universidad de Aston en EE. UU. y es licenciada en Interpretación por el Instituto Superior de Intérpretes y Traductores de México. Durante su carrera, ha acumulado más de 3000 días de interpretación, más de 15 mil horas de interpretación y ha interpretado en importantes conferencias en todo el mundo: China, Australia, Canadá, Alemania, Indonesia, etc.

Darinka comenzó sus estudios en el Instituto Superior de Intérpretes y Traductores (ISIT) con la aspiración de estudiar traducción y sin saber que más tarde se enamoraría de la interpretación. En aquel momento, no sabía de la existencia de la carrera ni de la profesión del intérprete, pero supo que había nacido para eso cuando se le presentó la oportunidad de hacer prácticas de interpretación en una cabina. Como ambas carreras compartían las asignaturas de los primeros tres años, se cambió de carrera y se graduó como licenciada en Interpretación.

Después de trabajar casi 10 años como intérprete, Darinka notó que los programas de formación para intérpretes que había en México cubrían solamente la etapa inicial de la capacitación de un intérprete y que no había ningún curso o taller para que los intérpretes ya formados perfeccionaran sus habilidades. Después de plantear esta necesidad a varias personas e instituciones sin que nadie tomara la iniciativa, decidió abrir sus propios talleres para intérpretes profesionales. Sus cursos ofrecen a los intérpretes la comodidad de hacerlos desde su hogar y la posibilidad de ver las grabaciones de las lecciones cuando un trabajo de interpretación les impide asistir. En concreto, el objetivo de los cursos es crear espacios para practicar y mejorar habilidades más específicas orientadas a distintos mercados. Dado que las necesidades del intérprete profesional van cambiando a lo largo de la vida, es fundamental que su formación sea constante.

A lo largo de su carrera, Darinka ha hecho interpretaciones de temas muy variados y en diversos contextos. Una de sus experiencias más destacadas es haber formado parte del equipo de intérpretes de la presidencia de la república de México. Según ella, este tipo de interpretaciones exige una preparación especial en cuanto a los temas que se van a tratar, los protocolos y las personas que estarán presentes. Los presidentes pueden entrevistarse con un clérigo, un monarca o uno de sus pares. Para estos eventos, la Secretearía de Relaciones Exteriores y la División de Protocolo se encargan de asesorar a los intérpretes, pero ella admite que, además de la preparación de rutina, se requiere un temple particular. El estrés de una interpretación es algo cotidiano, pero en estos casos existe la presión adicional de estar frente a los medios de comunicación y que el mundo entero esté escuchando en vivo y en directo.

ENCONTRANOS EN LAS REDES SOCIALES