EPISODIO 76 – Adaptación de musicales

La traducción de formatos audiovisuales siempre presenta grandes desafíos. Ya sea que se trate de una película, un videojuego o una obra de teatro, cada formato debe conservar los rasgos que lo caracterizan para poder tener el mismo efecto en el idioma de destino. En este episodio, entrevistamos a Marcelo Kotliar, quien se especializa en la adaptación de canciones y musicales.

Él es diseñador de imagen y sonido y cursó sus estudios de inglés en ICANA. Comenzó a trabajar en adaptación teatral en el año 2001 con la adaptación de las canciones del musical Grease! y, a partir de 2007, empezó a hacerlo con mayor regularidad. Realizó la adaptación del libro y las letras de varios musicales, entre ellos The Rocky Horror Show, Mamma Mia! y Rent. Además de su trabajo como adaptador, es autor de obras y letras de canciones. Estuvo nominado trece veces al premio Hugo por mejor traducción, adaptación de libros y letra, premio que ganó en cuatro oportunidades por la adaptación de los musicales Mamma Mia!, Priscilla, Cita a ciegas y Asesinato para dos.

A Marcelo siempre le gustó el teatro y la actuación. Mientras estudiaba, tenía un grupo en la escuela con el que hacía obras de teatro en inglés y, solo por diversión, él adaptaba esas canciones y las cantaba en español. En 2001, se presentó a una audición para actuar en la obra Grease!, pero lamentablemente no lo llamaron para ningún papel. Poco tiempo después, el director musical de la obra se enteró que a él le gustaba la adaptación y se puso en contacto con él. Le propuso hacer una prueba de adaptación de cuatro canciones y así fue como consiguió su primer encargo de adaptación.

Si bien ese fue un encargo aislado, en 2007 participó en la adaptación del espectáculo Amantes odiosas. Gracias a la gran repercusión que tuvo esta obra, conoció a un director musical que lo recomendó para la adaptación de Rent. A partir de este segundo trabajo, empezó a recibir más propuestas de este tipo y comenzó a ver la posibilidad de dedicarse a la adaptación.

Marcelo comenta que, antes de iniciar la adaptación de cualquier obra, lo primero que hace es empaparse mucho del material, escuchar la obra, investigar sobre los autores, leer reportajes y críticas, buscar videos, etc. El proceso de adaptación completo puede durar desde 10 días hasta 1 mes y medio. Todo el trabajo previo que realiza influye mucho en el tiempo que luego le lleva terminar el trabajo. Por lo general, trabaja solo y luego envía el libro adaptado al director para que lo revise. Dado que es muy importante que el libro esté totalmente alineado con la puesta en escena, es muy común que el director haga sugerencias u observaciones para corregir cualquier detalle.

Entre los retos que supone su trabajo, quizás el más desafiante es realizar la adaptación de canciones, ya que se debe respetar la métrica, la acentuación y las notas de la composición original. Si bien hay cierto margen para hacer modificaciones, él trata de ser fiel a lo que el músico compuso. Además, en lo que respecta al texto de la obra, comenta que siempre es necesario trabajarlo mucho para que suene natural. El inglés es un idioma tiene un montón de monosílabos que en las obras quedan muy bien, pero que al pasarlo al español no tienen equivalencias directas.