EPISODIO 77 – Reconocimiento de voz en la traducción

Es muy común que los traductores pasemos horas y horas tecleando frente a la computadora. También es muy común que, a la larga, esto traiga aparejadas tendinitis, contracturas musculares, etc. Lógicamente, como trabajadores independientes, necesitamos poder seguir trabajando y encontrar una solución que nos permita hacerlo de un modo que no perjudique nuestra salud. En este episodio, Nora Díaz nos cuenta su experiencia con una herramienta de reconocimiento de voz que ha cambiado positivamente su forma de trabajar y que vale la pena considerar.

Nora obtuvo el título de licenciada en Lengua Inglesa en la Universidad Autónoma de Chihuahua en 1990. Desde entonces, trabaja como traductora e intérprete y se especializa en temas técnicos. Su interés en la tecnología la ha llevado a una exploración constante de herramientas de productividad, entre las que se encuentran herramientas TAC y programas de reconocimiento de voz. Nora es instructora certificada por SDL e imparte varios seminarios web cada año sobre la optimización de diversas funciones de SDL Trados Studio. En su blog, Nora Díaz on Translation, Teaching and Other Stuff, comparte información de utilidad práctica sobre el uso de herramientas de productividad.

En 2005, a raíz de una tendinitis, Nora se vio obligada a buscar opciones que le permitieran continuar traduciendo y así fue como descubrió Dragon. Dragon es un programa de reconocimiento de voz al que se le puede dictar para que este lo escriba. Se trata de una herramienta que interactúa con los demás programas (Office, navegadores, herramientas TAC, etc.) y sirve para ingresar texto o dar comandos sin usar las manos. Las personas que más lo usan son los médicos, los abogados y las personas que tienen alguna discapacidad motriz, pero cada vez es más común que los traductores también lo usen.

Los beneficios que brinda son numerosos. No solo libera las manos para que puedas descansarlas, sino que aumenta muchísimo la productividad diaria. Dependiendo de la velocidad para teclear de cada persona, se cree que pueda aumentar la productividad en un 200 %. Al combinarse con herramientas TAC, permite crear comandos propios específicos, como copiar origen, confirmar segmento, etc. Si bien se requiere algo de conocimiento técnico para lograrlo, Nora comparte en su blog muchos consejos para poder hacerlo fácilmente.

Ella señala que se trata de un programa tan complejo que, de hecho, no existe en todos los idiomas. Puede combinarse con un micrófono o usarse con el micrófono que viene incorporado en las computadoras, pero su rapidez y precisión aumentan notablemente al usar el hardware adecuado.

En cuanto a su visión sobre el traductor del futuro, Nora cree que este tendrá que aceptar el rol de la tecnología en todo sentido y seguir brindándole al cliente un rol de apoyo para la comunicación intercultural. Deberá seguir apoyándose en las herramientas tecnológicas que le permitan ser más productivo y sacar el máximo provecho de la profesión.

RECURSOS:

Blog: Nora Díaz on Translation, Teaching and Other Stuff
Prueba de velocidad de tipeo: TypingTest.com