EPISODIO 92 – Organización Mexicana de Traductores

Existen muchas asociaciones de traductores e intérpretes, tanto a nivel local y nacional como internacional. En México, específicamente, una de las asociaciones que más ha crecido en los últimos años es la Organización Mexicana de Traductores. En este episodio, entrevistamos a Hannah Breckner, quien tiene un vínculo muy especial con ella y hace varios años que participa y se involucra activamente en sus iniciativas.

Ella es originaria de Londres, se graduó de la Universidad de Birmingham en 2008 con una licenciatura en Estudios Hispánicos y se especializó en Lingüística, Traducción y Literatura. Hannah comenzó su carrera como traductora en 2010 cuando se mudó a Guadalajara, México, y estudió el diplomado de traducción con la Organización Mexicana de Traductores. Durante los últimos nueve años ha participado en diversos proyectos para organizaciones y empresas. Además, hace algunos años empezó a ampliar y fortalecer su conocimiento y experiencia en el campo de la interpretación participando en conferencias y exposiciones como intérprete. Actualmente forma parte de la mesa directiva de la Organización Mexicana de Traductores (OMT).

La OMT forma parte de la vida de Hannah hace varios años. Ella se acercó a la asociación en 2008 cuando se mudó a México. Sabía que quería profundizar sus estudios de traducción para desenvolverse profesionalmente, pero no sabía cómo. Su compañera de cuarto en aquel entonces le habló de la OMT. Tras investigar un poco, se enteró de que allí ofrecían un diplomado de traducción general que le interesó mucho y se inscribió. Luego de un período en Londres, Hannah regresó nuevamente a México y se hizo miembro de la asociación. Empezó a ir a los congresos, cursos, talleres; retomó contacto con antiguos colegas y, finalmente, el año pasado recibió la invitación a formar parte de la mesa directiva.

La asociación ofrece todos los años un diplomado de traducción jurídica y otro de traducción general, además de organizar anualmente un congreso que reúne a ponentes y profesionales de la lengua de distintas partes del mundo. En su última edición, asistieron alrededor de 300 personas. Actualmente, la OMT está trabajando para ofrecer más cursos y talleres y, al mismo tiempo, está desarrollando un aula virtual para poder ofrecer los diversos cursos a miembros que no residen en México.

Además de participar activamente en la OMT, a Hannah le gusta mucho colaborar como voluntaria con otras organizaciones locales. Actualmente es miembro de Junior League of Guadalajara, una asociación mundial de mujeres que realiza actividades en la comunidad con mujeres y niños. Aquí ella ayuda con interpretación simultánea en los diferentes eventos que lo requieren. También es voluntaria en The Rhizome Center for Migrants, una organización cuyo fin es brindar servicios legales a los migrantes después de la deportación. Aquí Hannah ayuda brindando servicios de interpretación en las entrevistas de asesoría legal entre los abogados y las personas migrantes.

Si bien a veces se trata de una tarea emocionalmente desgastante, ella destaca que es una experiencia muy enriquecedora. No solo le ha permitido practicar sus habilidades de interpretación en un contexto diferente, sino que le ha aportado mucho a nivel personal. La compasión, paciencia y empatía son valores que observa y debe poner en práctica a diario.

En cuanto a su visión sobre el futuro de la traducción, Hannah pronostica que habrá muchísimas oportunidades para los profesionales. No ve las nuevas herramientas ni la inteligencia artificial como algo negativo, sino como una oportunidad para seguir aprendiendo. Algo que los traductores e intérpretes ya tienen incorporado por la naturaleza de la profesión.